Dónde ir -
Alcántara

Alcántara está situado en la orilla izquierda del río Tajo, en la confluencia con el río Alagón. En este mismo punto se encuentra la central hidroeléctrica y, aguas abajo, el emblema de la localidad, el Puente Romano de Alcántara, de unos 2.000 años de antigüedad. Tiene una pedanía, Estorninos, al noroeste.

El territorio es ondulado y está cubierto por dehesas, pastizales y riberos con cauces fluviales encajonados. El principal curso de agua es el río Tajo, que discurre muy próximo al municipio, aunque existen otros como el río Alagón, el Erjas y el Salor, todos ellos limitantes con otros términos municipales.

El nombre del municipio proviene del árabe Al-Qantarat ("el puente"), pero además de este, la localidad destaca por haber sido el centro estratégico de la Orden de Alcántara, quien ejerció su supremacía sobre toda la comarca del Tajo Internacional por varios siglos.
Aunque los hechos históricos más conocidos en el lugar provengan de la Edad Media y Moderna, la ocupación humana fue muy anterior. El menhir del Cabezo y algunos dólmenes indican su presencia ya en el Neolítico.

La romanización llegó allá por el s.II a.C., como prueba el hallazgo del Bronce de Alcántara y la construcción cuatro siglos después del puente considerado por muchos, el mejor de su época.

Los musulmanes fortificaron el asentamiento para vigilar el tránsito por el puente. Después de la Reconquista fue defendida por la Orden de San Julián de Pereiro (Portugal) que posteriormente pasó a llamarse Orden de Alcántara por tener aquí su sede principal.
En la Edad Moderna continuó siendo testigo de numerosos conflictos fronterizos: desde Alcántara, Felipe V declaró la Guerra de Sucesión a Portugal en el año 1703.

Antes de la Guerra de Independencia, y con motivo de la invasión de Portugal, el ejército napoleónico estableció su Cuartel General en el Conventual de San Benito. Una vez iniciada la Guerra se produjo uno de los expolios más importantes del patrimonio cultural de la localidad. La destrucción de nobles edificios, la ruptura de uno de los arcos del Puente Romano para cortar el acceso y el saqueo de la biblioteca del Conventual -de la que se llevaron el recetario de los monjes- fueron algunos de los diversos acontecimientos que llevaron al deterioro del patrimonio histórico. El citado recetario fue llevado a Francia por el General Junot, que se lo regaló a su esposa, la Duquesa de Abrantes, quien lo popularizó entre la gastronomía francesa. Una de sus recetas más conocidas es la perdiz "á la mode d`Alcantara", plato que puede degustarse durante la visita en los restaurantes de la localidad. El cocinero francés Auguste Escoffier (1846-1935) que actualizó la cocina francesa tradicional, mencionó que el recetario de Alcántara había sido el mejor trofeo de guerra traído de España. Las posteriores desamortizaciones y el reparto latifundista de las tierras marcaron los siglos siguientes.

En la actualidad, Alcántara es un municipio conocido por el alto valor de su patrimonio artístico, cultural, natural y gastronómico. Tiene una población de 1.619 habitantes dedicados a las labores agrícolas y ganaderas, a la industria alimentaria y al sector servicios, donde destaca el turismo rural y de naturaleza.

Alcántara es, además, cuna natal de San Pedro de Alcántara, el patrón de Extremadura, sobre cuya casa se levantó la Iglesia que lleva su nombre.

Entre las festividades más afamadas del municipio sobresale el Festival de Teatro Clásico, con la participación de ilustres compañías nacionales de este género y que se celebra entre la primera y segunda semana del mes de agosto.

Merece la pena conocer los puentes romanos de Alcántara y de Segura (s. II), el Conventual de San Benito (s.XIV), la Iglesia con elementos románicos de Santa María de Almocóvar, así como otras iglesias y conventos de la localidad. La Aljama judía, la Alcazaba árabe, su recinto amurallado y las casas señoriales completan este conjunto.

La gastronomía alcantarina es rica en la elaboración de platos con carne de cerdo, cordero y caza, además de una excelente repostería donde destacan las famosas mormenteras. Estos platos siguen cocinándose de forma tradicional, tal y como aparecían en el recetario que el general Junot se llevó a Francia tras el saqueo del Conventual de San Benito durante la Guerra de la Independencia. Hoy día pueden degustarse en los restaurantes de la localidad.

El entorno natural nos invita a conocer parajes de extraordinaria belleza cuya visita podemos iniciar en el Centro de Interpretación del Parque Natural Tajo Internacional o en la oficina de turismo de la localidad.

Numerosas fiestas locales como La Matanza, el Día de la Mormentera y el Festival de Teatro Clásico de Alcántara -que se celebra a primeros de agosto-, son sólo una muestra de la actividad cultural del municipio.

prev next

Localización

El tiempo