Qué hacer -
Astroturismo

Las estrellas sirvieron a nuestros antepasados para establecer el calendario de cosechas, marcar el rumbo de los navegantes en las aguas oceánicas o para explicar, con connotaciones mágicas y religiosas, los hechos rutinarios o aquellos extraordinarios. Hubo un tiempo en el que todo giró en torno a las estrellas y sin embargo hoy, muchas personas no pueden disfrutar de ellas. Y es que poder observar las estrellas no es un lujo, sino un derecho de todos.

La contaminación que invade nuestras ciudades y el excesivo uso que hacemos de la luz artificial impide que cada día numerosos niños y mayores puedan disfrutar de una noche estrellada. Pero aún quedan lugares privilegiados donde esto todavía es posible. La zona fronteriza entre España y Portugal cuenta, por suerte, con áreas sin apenas contaminación lumínica y el Taejo Internacional es una de las más extensas en dicho ámbito.

En la búsqueda incesante de nuevas formas de turismo surge, a partir de esta necesidad, el astroturismo, basado en el desplazamiento que algunas personas realizan hasta un determinado lugar para disfrutar de una noche oscura, de sus estrellas y por qué no, también para aprender e interpretar lo que ven de una manera atractiva y única. Este tipo de turismo está dirigido a todos, niños, familias, adultos, grupos…

Contemplar la Vía Láctea, aprender a identificar la constelación de la Osa Mayor, distinguir a Polaris entre todas las demás o atender a la narrativa de su mitología y leyendas son solo algunas de las cosas que aprenderemos; y para aquel que ya las conozca, será un placer añadido contemplarlas en un entorno natural como este, mientras escucha el ululeo del búho o percibe los aromas de la siempre agradecida vegetación mediterránea.

La mejor época para observar estrellas es la primavera y el verano porque los cielos están más despejados de nubes, pero el otoño y el invierno también son interesantes, pues no siempre son visibles las mismas estrellas.

Un proyecto internacional, la Iniciativa Starlight auspiciada por la UNESCO, trabaja desde hace años en la declaración y defensa de cielos limpios, reconociendo como Reservas Starlight aquellos lugares en los que la contemplación estelar se convierte en todo un espectáculo. Toda la comarca del Tejo Internacional podría aspirar en un futuro a lograr esta declaración, pues constituye una de las regiones más oscuras, y por tanto, menos contaminadas, de la Península Ibérica.

En una jornada de astroturismo el visitante aprenderá a mirar al cielo de otra forma. Alejados de los núcleos urbanos y guiados por un astrónomo profesional con telescopio y prismáticos, aprenderemos a identificar y ubicar los distintos planetas, estrellas y constelaciones, interpretaremos un planisferio o disfrutaremos de la puesta de sol y de la salida de la luna, y todo ello en un ambiente donde la oscuridad y la calma de la noche nos envuelve y nos hace sentir más cerca de la tierra y, a la vez, del cielo.

Acercarnos al río Tajo de noche o realizar un sendero bajo la luz de las estrellas son otras de las posibilidades que el Parque Natural Taejo Internacional ofrece a sus visitantes.

prev next

Localización