Entradas con etiqueta valencia de alcántara .

Diez razones para perderse en la Reserva de la Biosfera Transfronteriza Tajo-Tejo Internacional

Reserva de la Biosfera Transfronteriza Tajo-Tejo Internacional

Cualquier momento es bueno para conocer el espectacular entorno de la Reserva de la Biosfera Transfronteriza Tajo-Tejo Internacional. Como sabes, en la provincia de Cáceres hay dos territorios que ostentan este título, que valora la perfecta armonía entre el ser humano, la diversidad biológica y el desarrollo sostenible: Las reservas de la Biosfera declaradas por la UNESCO del ‘Tajo Internacional’ y ‘Monfragüe’. Además, en el caso del Tajo Internacional la reserva es transfronteriza, ya que su territorio se extiende entre zonas de España y Portugal.

 

¿Qué es una Reserva de la Biosfera?

 

Según el Ministerio para la Transición Ecológica “son territorios cuyo objetivo es armonizar la conservación de la diversidad biológica y cultural y el desarrollo económico y social a través de la relación de las personas con la naturaleza”. De esta forma, en el entorno del Tajo Internacional se busca la conciliación para la conservación de la biodiversidad a través de un desarrollo sostenible, que favorezca el desarrollo económico al igual que la educación y la investigación. Ahora, te damos diez motivos por los qué debes viajar y conocer el Tajo Internacional:

 

1. Una frontera que une: cultura rayana 

 

La Biosfera es la capa que envuelve a toda la tierra y no entiende de fronteras. Sirve de metáfora para resaltar la especial importancia de que la raya que separa Extremadura y Portugal, une más que nunca. Hay que resaltar también que, al existir una separación política, hay numerosos pueblos con muchas características propias, un hecho que aporta todavía más valor a la Reserva de la Biosfera del Tajo Internacional.

 

2. Un espacio protegido

 

La Reserva de la Biosfera Transfronteriza Tajo-Tejo Internacionalocupa una superficie de 428.176 hectáreas en el occidente peninsular, que con la parte protegida portuguesa forman el Parque Internacional Tajo-Tejo,  y está compuesto por 14 municipios de la provincia de Cáceres junto a 12 freguesías portuguesas. En este escarpado territorio se encuentra también el Parque Natural Tajo Internacional, la Zona de Interés Regional de Sierra de San Pedro, varias ZEPAS (Zonas de Especial Protección para Aves) y ZEC´s (Zonas de Especial Conservación), que forman parte de la Red Natura 2000.

 

 

3. Huella prehistórica, armonía entre el ser humano y la naturaleza

 

La unión del ser humano y la naturaleza se palpa desde tiempos inmemoriales en la Reserva de la Biosfera Transfronteriza Tajo-Tejo Internacional. Puedes disfrutar de varios monumentos que se funden con el paisaje como el ‘Conjunto Dolménico de Valencia de Alcántara’, los conjuntos de Herrera y Santiago de Alcántara o Cedillo. En la parte portuguesa son dignos de ver el Conjunto Megalítico de Castelo de Vide, destacando el Menhir da Meada. 

 

4. Paisajes increíbles

 

La dehesa, una forma de explotación del territorio sostenible, predomina en el paisaje con encinas y alcornoques acompañados de  acebuches y olivo. Igualmente, en la sierra y los riberos predominan los arbustos como el madroño, el aladierno, el lentisco o el labiérnago así como de durillos y arces de montpellier. También podremos ver lirios amarillos, rosas albarderas e incluso varias especies de orquídeas. Cabe destacar la presencia de otras especies singulares como el lirio amarillo, la rosa albardera o diversas orquídeas. Encontramos además robles melojos, castaños y vegetación típica de los ríos como alisos, fresnos y sauces en las cuencas del río Erjas y Server. 

 

 

5. El paraíso de las aves

Unas 300 especies de aves pasan grandes periodos de tiempo en laReserva de la Biosfera Transfronteriza Tajo-Tejo Internacional, debido a la gran variedad de ecosistemas. De hecho, hay numerosas áreas protegidas ZEPA (Zona Especial para la Protección de Aves)

Aquí podemos ver buitres leonados, negros (que son especialmente vulnerables), cigüeñas negras o alimoches. No podemos olvidar a las águilas reales, perdiceras, culebreras, milanos, que también son habituales en este paraje. Asimismo, es también territorio del cernícalo vulgar y primilla, garcillas, gangas, sisones, avutardas, buhos reales, mochuelos… 

 

Reserva de la Biosfera Transfronteriza Tajo-Tejo Internacional

6. Navegar por el Tajo

El Tajo es una frontera natural a la vez que un nexo de unión ¿Qué mejor que recorrer sus aguas a bordo de un barco? Así, tendrás una vista excepcional de colinas de bosques, matorral y riscos de pizarra. Además, puedes avistar a las aves desde zonas casi vírgenes. Hay varias rutas posibles, como el itinerario ‘La última frontera natural’ y otras que recorren la ruta del contrabando llegando hasta Castelo Branco. 

 

7. Cielos estrellados 

 

Estrellas, cometas y planetas se observan aquí como en pocos sitios debido a la poca contaminación lumínica.  Es digno de admirar como el cielo se funde con la dehesa, los sonidos de la naturaleza e incluso con los monumentos prehistóricos, lo que hace que la Reserva de la Biosfera del Tajo Internacional tenga un aura mágica. 

 

Esta propuesta se está convirtiendo en una de las favoritas de los visitantes de este entorno, ya que se puede disfrutar de e interpretar cómo vivían en sintonía con el medio los primeros seres humanos. 

 

8. Vive la aventura 

 

Al tratarse de una zona transfronteriza y con una gran extensión de naturaleza, lo mejor es venir en coche. Pero una vez se llega hay un buen número de senderos para realizar a pie, en bicicleta o a caballo. Los más atractivos son los que bordean el río Tajo, como  el que conecta Cedillo con Herrera de Alcántara (Una parte del extenso GR 113 – Camino Natural del Tajo), del que destacan sus miradores.

 

Reserva de la Biosfera Transfronteriza Tajo-Tejo Internacional

9. Saborea la Raya

El uso del bacalao, la influencia de la gastronomía alentejana, los peces de charcas y ríos así como la cocina monacal con el libro 'El Tesoro de Alcántara', origen de la Nouvelle Cuisinne, la caza, los ibéricos o la repostería hacen de este lugar un sitio de obligada visita para los paladares más exquisitos. 

 

 

10. Un turismo diferente 

 

En la Reserva de la Biosfera Transfronteriza Tajo-Tejo Internacional te encontrarás con lo auténtico. Un paraíso en el que la mano del hombre ha moldeado la naturaleza con respeto, y en el que la sostenibilidad lleva practicándose de manera natural desde hace siglos. 

Así, lejos de masificaciones, te encontrarás con joyas como Alcántara, las casas señoriales de Brozas, la judería de Valencia de Alcántara o pueblos encantadores al otro lado de la raya como Castelo Branco.

 

Este artículo ha sido cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional a través del programa INTERREG V-A (POCTEP 2014-2020) España-Portugal dentro del proyecto Taejo Internacional Rede

 
 

Descubre los tesoros sefardíes del Tajo-Tejo Internacional

cultura sefardí en Castelo de Vide

¿Conoces la verdadera importancia de la cultura sefardí en le península ibérica? Pues bien, la frontera que separa Extremadura y Portugal fue un enclave de excepción para el florecimiento de la cultura y los tesoros sefardíes. Valencia de Alcántara y Castelo de Vide son grandes ejemplos de la arquitectura judía a ambos lados de la raya. Callejuelas, arcos ojivales, casas de dos plantas y sinagogas son testimonio del paso de los judíos por la Península Ibérica. Recorre este crisol de culturas en un viaje único.

Un poco de historia

Corría el año 1492 cuando miles de judíos españoles fueron expulsados de Castilla. Desde Extremadura llegaron miles de sefardíes a Portugal y se instalaron en ciudades, pueblos y aldeas de la popular raya. Bajo esta premisa y paseando por las calles empedradas de Castelo de Vide y Valencia de Alcántara no resulta difícil imaginar este periplo de hace 500 años, cuando refugiados judíos encontraron cobijo en estas tierras.

¿Cómo reconocer una casa sefardí?

La tipología de las casas judías se caracteriza por tener dos puertas al exterior, habitualmente de granito; una para actividades comerciales y otra con escaleras de acceso a la vivienda. En estos arcos ojivales se pueden ver a día de hoy símbolos esculpidos en el umbral derecho; son las "mezuzot" (plural de "Mezuzah"), signo distintivo del culto hebraico. En este lugar se colocaba un pergamino como prueba de la fe. La tipología de las casas judías se caracteriza por tener dos puertas al exterior, habitualmente de granito; una para actividades comerciales y otra con escaleras de acceso a la vivienda. En estos arcos ojivales se pueden ver a día de hoy símbolos esculpidos en el umbral derecho; son las "mezuzot" (plural de "Mezuzah"), signo distintivo del culto hebraico. En este lugar se colocaba un pergamino como prueba de la fe. La tipología de las casas judías se caracteriza por tener dos puertas al exterior, habitualmente de granito; una para actividades comerciales y otra con escaleras de acceso a la vivienda. En estos arcos ojivales se pueden ver a día de hoy símbolos esculpidos en el umbral derecho; son las "mezuzot" (plural de "Mezuzah"), signo distintivo del culto hebraico. En este lugar se colocaba un pergamino como prueba de la fe.

Cultura Sefardí en Castelo de Vide

Déjate atrapar por la cultura sefardí en Castelo de Vide

Castelo de Vide es uno de esos sitios mágicos que te encuentras sin esperarlo en la frontera entre España y Portugal. Está situado a 20 minutos en coche de Valencia de Alcántara (hay que coger la N-521).

No puedes perderte el castillo y a la aldea que se cobija en él desde hace varios siglos junto a otros tesoros sefardíes. Ahora es cuando vas a descubrir esas típicas calles de casas encaladas y puertas de arco ojival. La calle es empinada, sí, pero cuando llegues al castillo vas a ver que ha merecido la pena el esfuerzo. Lo que te vas a encontrar es una fortaleza con un pueblo dentro, todo un laberinto con callejuelas engalanadas con flores, que hacen que el lugar tenga un aroma de lo más agradable. Cabe mencionar que este entorno tiene numerosos galardones por su limpieza y por sus calles floreadas. Prosigue tu camino bajando la cuesta que lleva a la sinagoga. Este edificio es ahora un museo, se compone de dos plantas y en las que se muestra cómo era la vida cotidiana de los judíos de Castelo de Vide.

Valencia de Alcántara, la judería más grande de la provincia

El municipio de Valencia de Alcántara es otro de los tesoros sefardíes del Tajo Internacional. Se encuentra en el límite oeste de la provincia de Cáceres (se accede a través de la N-521), junto a la frontera portuguesa. En el noroeste del castillo se conserva un conjunto medieval llamado popularmente el Barrio Judío o el Barrio Gótico. Se trata de un interesante testimonio sobre el paso de esta cultura por la península ibérica que no te puedes perder. Su origen data de al menos el siglo XIII y en estas casas se ven marcas de cristianización. De hecho, la temida Inquisición llego a estas tierras como puede observarse en la Piedra de Armas de la calle Bordalo. Ya en el cruce de la calle Gasca, lindando con la calle Pocito, se sitúa la Sinagoga Medieval.

Cultura Sefardí en el Tajo Internacional

Aparentemente, este edificio (que data del siglo XIV o XV) no resalta por su religiosidad, pero se ha comprobado que una de las entradas permitía a los judíos orar frente a la pared, que está orientada al sudeste, donde estaba colocada el Arca. Al lado de esta pared todavía se ven unas rocas a modo de muro, que, como marca la tradición judaica están sin remolcar. Cabe mencionar que esta sinagoga responde al modelo típico de construcción de los templos religiosos sefardíes, que fueron además un lugar de paso para los miles de judíos que se dirigían a su éxodo portugués en 1492. 

La saca del corcho en Fotonazos

Saca del Corcho Tajo InternacionalEl conocido blog Fotonazos estuvo el pasado junio en tierras del Parque Natural del Tajo Internacional para descubrir la tradicional saca del corcho. En este tiempo, los alcornoques quedan desnudos y dejan al descubierto su tronco. De esta manera, el paisaje se mancha de tonos rojizos y anaranjados que aportan un carácter especial al lienzo de la Reserva de la Biosfera Transfonteriza. 

Cabe destacar también que se trata de una actividad económica tradicional, todo un ejemplo de explotación humana en sintonía con la naturaleza.

Te lo cuentan todo aquí. 

 

Mostrando 3 resultados.