Qué hacer -
La prehistoria en el Tajo Internacional

El poblamiento de las tierras del Tajo Internacional tuvo lugar durante la Prehistoria, como así lo evidencian los hallazgos realizados en el último siglo. Lo que no era tan conocido es la intensa actividad que se vivió en la zona desde el Paleolítico y durante los periodos siguientes, Neolítico, Calcolítico y Edad del Bronce.

Las prospecciones más recientes dan buena cuenta de la presencia de la especie humana. Pinturas rupestres, grabados, dólmenes y menhires permanecen dispersos por el territorio desde hace más de 5.000 años.

El conjunto de pinturas rupestres al aire libre de la comarca es uno de los más importantes de la pintura esquemática de la Península Ibérica y se desarrolló paralelo a la expansión de los grabados por la cuenca del Tajo.

Los yacimientos megalíticos también proliferaron durante esta época y conforman, junto a los anteriores, un patrimonio artístico y cultural de excepcional valor que demuestra un mantenimiento en el tiempo de las formas tradicionales de vida y del uso de los recursos naturales, a la vez que nos aporta información acerca de nuestro pasado más remoto.
Los megalitos más frecuentes fueron los dólmenes y los menhires. Los dólmenes eran enterramientos individuales o colectivos, con una estructura habitual de pasillo con sala principal en la que se enterraba al difunto acompañado de su ajuar. Toda la obra se tapaba posteriormente con tierra y pequeñas piedras, formando el "túmulo".

Los menhires -aunque existen distintas teorías- se asumen generalmente como indicadores de lugares sagrados y consistían en una única piedra, de gran tamaño clavada en la tierra.
En cuanto a las pinturas y grabados, las muestras más importantes y conocidas se encuentran en los abrigos del Buraco y La Grajera 1, aunque recientemente se ha datado otro abrigo, el de La Grajera 2, procedente del Paleolítico. Este último se encuentra próximo al anterior y guarda valiosa información acerca del poblamiento prehistórico del Tajo Internacional. En él existen pinturas de animales que un día debieron ser numerosos en este espectáculo natural que es el Parque: toros, ciervos y caballos aparecen en la roca cuarcítica, pintados por cazadores paleolíticos que bien pudieran remontarse 20.000 años atrás.

El Tajo Internacional constituye uno de los principales conjuntos de arte prehistórico de Europa. Pero si valioso es este patrimonio, más aún es la accesibilidad para conocerlo. Existen diversas rutas que nos llevarán a las manifestaciones prehistóricas más conocidas: conjuntos megalíticos de Valencia de Alcántara, Cedillo, Herrera de Alcántara y Santiago de Alcántara, pinturas rupestres de la cueva del Buraco, tumbas antropomorfas de Membrío o el menhir del Cabezo en Alcántara son vestigios del pasado que no debemos perdernos.

prev next

Localización