Dónde ir -
Membrío

Entre los términos de Santiago de Alcántara y Salorino se ubica Membrío, sobre un relieve alomado en el que sobresale el monte conocido como "Sierra de Membrío".

El núcleo urbano de esta localidad tiene sus orígenes en el s.XIV pero los inicios de asentamiento debieron ser muy anteriores a juzgar por la existencia de tumbas antropomorfas y restos de un antiguo castro en la finca El Parral.

En el lugar existió una venta, la "Venta del Membrillo o del Membrillar", a la que se fueron adosando con el paso de los años diversas viviendas. Pertenecía, como muchos otros municipios de la zona, a la Orden de Alcántara, al igual que sus encomiendas, muy ligadas al crecimiento y actividades económicas de Membrío. Existieron cuatro encomiendas: la Clavería, el Castillo, la Solana y el Parral; hoy día son propiedades privadas con fines agroganaderos y cinegéticos.

Por su situación estratégica, la localidad era punto importante de paso entre los caminos que unían Herrera, Alburquerque, Valencia de Alcántara y Alcántara.

Pero además de los restos de un castro, de la existencia de tumbas antropomorfas, de un entorno mediterráneo en excelente estado de conservación y de algunos molinos de harina junto a los cursos fluviales, el rico patrimonio de este pueblo no acaba aquí. En la confluencia de los ríos Salor y Tajo existieron unas minas de oro que hicieron que Membrío fuera conocido también fuera de España. Aunque estas minas fueron explotadas a lo largo de la historia, la última empresa que las gestionó hasta 1831 fue de capital inglés. Una inundación y que se consideraron agotadas fueron los motivos por los que se cerraron.

Posteriormente una sociedad portuguesa abrió las conocidas "Minas del Salor", en la margen izquierda del río, en el paraje conocido como "el Madroñal". En este caso el principal mineral extraído fue el pez-blenda o "pechblenda", uno de los principales minerales de uranio.

El rico pasado histórico de Membrío es evidente sólo con un simple paseo por sus excelentes dehesas pues si bien el municipio cuenta con Iglesia y Ermita, su verdadero patrimonio está oculto y disperso por las tierras que lo rodean: el castro y tumbas antropomorfas del Parral, los caseríos de sus antiguas encomiendas, el puente de origen romano sobre el río Salor, las antiguas minas de oro, los viejos hornos de teja, los molinos de harina y los chozos de pastores son sólo una pequeña muestra.

Dada su riqueza natural no es de extrañar que su gastronomía esté muy ligada a ella. Entre ellos citamos los productos derivados del cerdo ibérico, el frite de cordero, los quesos de cabra y oveja, las migas de pastor…

Entre los reclamos naturales sobresalen las rutas de senderismo "del Candil" y el "Pantano de la Jabalina", así como el entorno de la "cueva de Chico Cabrera" y las charcas "del Burro" y "del Santo".

prev next

Localización

El tiempo

  Dónde dormir  

No hay resultados.

  Dónde comer  

No hay resultados.

  Empresas de ocio  

No hay resultados.