Qué hacer -
Nuestra gastronomía: El despertar de los sentidos

Los secretos que esconde la gastronomía del Tajo Internacional se deben principalmente a las inmejorables y naturales materias primas autóctonas que han dado lugar a una gastronomía de gran calidad, en la que conviven la sofisticación de la cocina conventual con la sencillez basada en las raíces pastoriles y en la economía de subsistencia de la cocina popular.

De marcado carácter popular y tradicional, la gastronomía del Tajo Internacional utiliza productos sencillos que nos proporciona el campo, ya sea de manera espontánea o a través de la agricultura, permitiéndonos disfrutar de platos típicos como las coles con buche, la prueba de cerdo, las migas, los revueltos de espárragos trigueros o de criadillas de tierra, el frite de cordero, la chanfaina, y muchos más Todo un sinfín de ricos sabores.

Territorio de Caballeros, cuenta la tradición histórica que en 1807 las tropas de Napoleón saquearon el conventual de San Benito de Alcántara y arrasaron sus manuscritos, salvo el Recetario, que pasó a manos de la mujer del general, la duquesa de Abrantes, que lo difundió por París. Un siglo después, Auguste Escoffier revolucionó la cocina tradicional, dándonos a conocer elaboraciones que contenía el Recetario, tan especiales como el consomé, el foie gras trufado, y sobretodo el apellido "Al modo de Alcántara", que se aplica al bacalao, al faisán, a la becada, o la más conocida, la perdiz al modo de Alcántara. Este popular plato admite dos elaboraciones: una sumamente lujosa y refinada con abundante empleo de trufas y vino de Oporto y otra más modesta, donde aparecen las criadillas de la tierra y el plato recuerda más a un escabechado.

La gran variedad de carnes, tanto de caza mayor como menor, y la sabiduría de la amas de casa, que han sabido crear a partir de esta materia prima exquisitos platos, nos permiten saborear exquisitas elaboraciones como el ciervo con setas, la ensalada de perdiz, la paloma torcaz estofada, el jabalí con castañas, o un buen arroz con liebre entre otros, haciendo que la carne de caza sea el foco de atención de todo gastrónomo aficionado a este manjar.

Los peces de río, que se cocinan en mojo de peces o en frituras, así como la tenca, pez de charca, que podemos degustar en escabeche, frita, en cazuela, son ricas recetas características de este territorio.

En estas tierras Rayanas podemos disfrutar de embutidos de cerdo, como la fariñera o la cominera, de platos que no podemos olvidar como el potaje de garbanzos, el mojo de matanza, el bacalao con natas, el caldo verde, la sopa de peixes, o dulces de arraigo portugués como los filloses de Navidad, la tiselá, o la serradura; platos que juegan con los sabores, texturas y aromas, de un lado y de otro del Río.

La tradición repostera en el Tajo Internacional, protagonista de festejos religiosos y sociales, y profundamente arraigados en la cultura popular, aún conserva la exquisitez derivada de la conservación de los métodos artesanales de elaboración, influenciada por los pueblos que se han asentado en estas tierras, como romanos, árabes o judíos. Algunas de las recetas más características son los fritos borrachos, los bollos de pascua, las papas temblonas, las puchas, las roscas fritas, las tortas de chicharrones, empanadas, fritos de boda o los repápalos, o la mormentera o momumentera, dulce de origen árabe relleno de "arajú", que mediante la celebración del Día de la Mormentera, representa todo un símbolo de la interculturalidad de Alcántara.

Para acompañar estas exquisitas elaboraciones encontramos vinos de elaboración artesanal y de pitarra, que son un rico complemento y acompañante de los platos característicos del Tajo Internacional.

prev next

Localización