Qué hacer -
Senderos

Los paisajes del Parque Natural Tajo Internacional pueden contemplarse gracias a la existencia de numerosas rutas repartidas tanto por la parte portuguesa como por la española. Tienen distintos niveles de dificultad y duración, pero hay para todos los públicos y preferencias. Algunas de las más concurridas son:

« Atrás

Riveros del Tajo (Gavião PR1)

Riveros del Tajo (Gavião PR1)

Se trata de una pequeña ruta que recorre los riberos del Tajo para dar a conocer los alrededores de Belver y Gaviao. Es un sendero circular, que cruza el río en dos ocasiones para realizar la ruta al completo: la primera vez pasando por la presa de Belver y la otra por el centenario puente de hierro de la carretera EN244.

Esta ruta incluye un atractivo potencial paisajístico, geológico y cultural inigualable. Como se trata de un sendero circular se puede iniciar en cualquier punto, aunque aproximadamente la ruta comienza en el Largo Luís de Camões, en Belver, en dirección a la presa de esta misma aldea. Atravesando la calle Nuno Álvares Pereira,  nos dirigiremos  a la carretera de las Torres (Cimeira y Fundeira). Esta carretera nos llevará hasta el puente de Belver,  encontrándonos por el camino con el antiguo molino de Fraga.

Más adelante, tras cruzar el río Tajo,  seguiremos por callejas desde las que tendremos impresionantes vistas de la ciudad de Belver y de su majestuoso castillo. El camino seguido nos devuelve de nuevo a la carretera anteriormente mencionada, de las Torres.

A continuación, a 150 metros a la izquierda, la ruta se convierte en un sendero que permite contemplar los riberos del Tajo, entre olivares y antiguas zonas de cultivos.
Si nos dirigimos hacia el suroeste, la ruta conduce a la Torre de Fundeira. Seguimos por la carretera asfaltada que conduce a la presa. Una vez cruzado el río, nos encontramos  con  un antiguo molino, ahora en ruinas, que conduce directamente al  dolmen Penedo Gordo.

Tras pasar el puente,  giraremos  hacia la playa fluvial de Ortiga, ya en la provincia de Mação y nos dirigiremos a la parada del tren del embalse de Belver.
Después de cruzar la línea de ferrocarril, el paso de peatones y el embalse, retomamos el camino hacia la izquierda que nos conducirá a la orilla sur del río , hacia el antiguo balneario de Fadagosa y continuaremos por un trazado a lo largo del pantano que dirige al visitante a la playa fluvial de Alamal.

Una vez pasado el río y ubicando el posicionamiento del Castillo de Belver, continuaremos el sendero  por una pasarela de madera hasta el puente de Belver. Justo al lado de este puente se encuentra la antigua fábrica de tapices.

Continuando este ascenso, nos encontraremos con la Fuente Vieja,  que es además una exposición de arte contemporáneo, donde se mezcla lo antiguo y lo moderno.

prev next