Qué hacer -
Vivir la naturaleza

Hay un lugar en el que no hay que salir a buscar la naturaleza, la naturaleza es el entorno, es un espacio donde los cielos abiertos, las aguas limpias y las dehesas y montañas nos invitan a volar tras las cigüeñas negras que podremos descubrir en las escarpadas orillas reservadas a intrépidos exploradores siguiendo el curso del Tajo, el Ponsul, el Erjas y el Salor.

Podremos sorprendernos al contemplar especies de fauna y flora singulares como el cangrejo autóctono, la nutria o lirio amarillo y como botánico u ornitólogo, en bici, caballo o bicicleta acompañados por guías y expertos.

Para los más pequeños, y los que se sienten niños, el territorio del parque reserva lugares maravillosos a ambos lados de la frontera, donde el ruido de la granja nos despierta y podemos experimentar con productos genuinos y aprender cómo salar un jamón, coger huevos frescos o dar de comer al ganado.

En el Tajo Internacional la naturaleza se huele, se respira y se disfruta, podemos recorrerla de punta a punta subir a los riscos impresionantes o bajar a los barrancos como los cañones de Peñafiel, remar y competir en sus aguas haciendo piragüismo en el Sever o en el Ponsul, probar a movernos como pastores o contrabandistas por sus sendas (existen más de 15 rutas establecidas) siguiendo la Ruta del Molino de la Negra, imaginarnos como cazaban los hombres que vivían en Valencia de Alcántara, o subir al Buraco en Santiago de Alcántara cada uno al paso que pueda.

Para los más pequeños o los que tienen el caminar más lento, encontramos en todo el parque miradores donde descansar, comer y disfrutar de unas vistas espectaculares, con torres de observación donde esperar que se pose el águila perdicera o el alimoche.

Antes de partir o durante cualquier momento en nuestra estancia es muy recomendable acércanos a disfrutar de una experiencia interactiva en cualquiera de los centros de interpretación del Parque, donde guías especializados nos darán todo tipo de información adaptada a todas las edades, simularemos un descenso en piragua en el Centro de Interpretación Ambiental de Castelo Branco o descubriremos la vida salvaje con juegos en Alcántara y descenderemos en un barco como un pescador en las aguas del Tajo desde Herrera de Alcántara a Cedillo, o desde Lentiscais a Cedillo por el Ponsul.

Barrancos, dehesas, ciervos, nutrias, cangrejos, barcos, lirios, caballos, cigüeñas águilas….te están esperando en la frontera, vive la naturaleza!!!

Para poder entender la complejidad de un entorno como Tajo Internacional nada mejor que una visita a alguno de los Centros de Interpretación con los que contamos en las localidades del Parque y en las que las familias pueden pasar un buen rato atendidos por personal experto.

prev next

Localización

Ecosistemas

En el Tajo Internacional nos espera una gran variedad de fauna y vegetación pa ...